26.9.07

El productor


“Sé ayudar a crear discos muy buenos”






El músico habla de su papel dentro del movimiento No wave newyorkino de finales de los ´70 y de su rol en la modernización de la música popular brasilera.

Diego Oscar Ramos - Jam - 

Bahía, Brasil, marzo 2000. 


Fotos: Santiago Serrano Aguero


       A poco de editarse su disco Prize y el de Marisa Monte, Memorias, Crónicas e declaracoes de amor, donde había hecho un trabajo de coproducción, Arto Lindsay habla de su papel dentro del movimiento no wave newyorkino de finales de los ´70 y de la modernización de la música popular brasilera como productor. Habiendo tocado su música de fuerte carga atonal en el trío eléctrico de la agrupación socio cultural Projeto Afro, asegura que el carnaval bahiano es uno de los fenómenos más intensos del mundo.

- Acabás de lanzar Prize en Japón, y Europa, donde has dicho que tenés mercado, cómo es tu repercusión en Estados Unidos?
- Estados Unidos está comenzando a crecer, pero no soy un gran vendedor de discos. La repercusión de mi trabajo es diferente. Tengo repercusión en personas que gustan de la música, no simplemente personas que compran música o que escuchan radio, sino en las personas que buscan. Me ven como músico de vanguardia, que trabaja mucho en Brasil. 


 - ¿Allí fuiste pionero en el trabajo con ciertas músicas brasileras...
- Fui una de las primeras personas. 


  - ¿Quizás hasta antes que David Byrne?
- No sé, en mi primera banda ya tenía letras en portugués y mi música más vanguardista ya tenía influencias brasileras. La música de Brasil siempre estuvo muy ligada a la poesía y el arte.


  - ¿Más aún que en los Estados Unidos?
- Tal vez, bastante. Y eso me inspiró mucho y creo que desde siempre tuve esas influencias. David Byrne también gusta de hacer música brasilera y ese disco “Ballet of ghosths” fue importante para mucha gente. Era muy no americano.







- La no wave era también algo hecho en contraposición. 

- Con certeza, eso es un proceso natural del crecimiento de la música, una cosa va en contra de otra. Ese momento del no wave, del noise, tuvo una repercusión muy grande después, en la época nadie lo escuchaba. Tenía un público muy pequeño.

  - ¿Cómo era New York entonces? 
- Era bacana, en el final de los setenta se daban muchas mezclas interesantes, todos los músicos que estaban en las márgenes tenían relaciones entre sí, todos tocaban en los mismos clubes. 

  - ¿El free jazz y el jazz rock - pienso en trabajos de Ornette Coleman, Live Evil de Miles Davis - también fueron muy influyentes? 
- Con certeza, yo sufrí mucha influencia de Miles Davis, lo admiro mucho, siempre modificaba su comportamiento, cambiaba todo el tiempo, procuraba cosas nuevas, se fascinó por el pop, por Hendrix, por Sly Stone. 

  - Después hasta hizo pop con Quincy Jones
- Eso ya era voluntad de hacer pop, de vender discos, quería ser una estrella.

  - Davis decía en la última época que quería salir del guetto del jazz, que ya no soportaba las criticas del ambiente. ¿Qué relación tenés con la crítica? 
- La crítica demora mucho en entender las cosas.

  - Sin embargo sí han hablado de tu influencia en artistas como Sonic Youth. 
- La generación de Sonic Youth vino después de la nuestra y ellos se formaron bajo la influencia de las bandas de la época, no sólo la nuestra. Igualmente alguno de ellos habla bastante de mi trabajo.

  - ¿Crees que, si pensamos en trabajos como los de Brian Eno, hay clara relaciones entre los movimientos noise y ambient? 
- No es una cosa directa. Ciertamente escuchábamos mucho a Brian Eno, pero hacíamos algo completamente diferente. Pero él mostró a mucha gente que las ideas podían ser fuertes dentro del pop.

  - Y en ese sentido, hay ejemplos de cruce como Metal Machine Music de Lou Reed, que fue un disco extraño dentro del mundo del rock entonces.
- Sí, fue extraño, un disco todo con oscilador. Fue una provocación de su parte.

  - ¿No es también es un elemento que te gusta trabajar?
- Es una estrategia, pero no es todo. Muchas personas creen que lo que hago es pura provocación y no tiene nada que ver. Para mí el noise es más parecido con el éxtasis que con la ansiedad, más cercano a un estado de libertad pura.








Intelectual de la música


- En Buenos Aires Jaques Morelembaum te describió como un intelectual antes que apenas un músico. ¿Qué opinas? 
- Creo que soy un músico conceptual, pero no que soy un intelectual de la música. No es así como me definiría y es claro que no soy el mismo tipo de músico que Jaquinho. Tengo gran admiración por él. Disfrute trabajar con él, asistirlo, la manera como se entiende con Caetano es muy natural, parece que tienen instintos musicales parecidos. Jaquinho es un tipo abierto, muchos tipos formados me detestan, porque no sé tocar un instrumento... pero yo trabajo. 

  - ¿Por qué hablan de vos como netamente intelectual?
- Porque están queriendo decir de una forma que no soy músico como él.

  - ¿Qué clase de músicos así?
- Generalmente músicos muy virtuosos de la música pop. Pero creo que la música es mayor que la musicalidad de cualquiera. Es una fuerza en sí y creo que sé crear y ayudar a crear discos muy buenos.

  - En la prensa brasilera leí un comentario de un crítico de Livro que decía que extrañaba la locura que vos le dabas a Caetano. 
- Creo que no soy yo, tiene que ver con la voluntad de Caetano. Otro momento de él, el va y viene, es lo que quiere hacer en un determinado momento.

 

Carnaval fuera del orden

- Sobre el subdesarrollo de Brasil, Caetano dice en el tema Fora da ordem (del disco Circulado que produjiste en 1991) que hay algo positivo en haber quedado fuera del tren del desarrollo, porque aquí puede encontrarse un espíritu, una poética que no está en el primer mundo. 
- Creo que tiene razón, que Brasil tiene mucho por ofrecer, tiene un espíritu diferente, eso tiene que ver con Caetano, mucho de lo que él hace está en relación con eso.

  - ¿Cómo fue la experiencia de tocar ahora en un trío eléctrico?
- Fue bueno, lo hago porque me gusta, produje un disco de Ile Aye y ayudé a sonorizar su camión, para dejar la batería en el piso, pasar un poco del sonido por el camión y aumentar. Fue bien hecho. Ayudo al grupo Cortejo Afro, toqué un poco este año. 

  - ¿Cómo ve la gente tu trabajo dentro de un trío eléctrico?
- Creo que es una sorpresa para las personas, algunas gustan.

  -¿Cómo definirías al carnaval de Bahía? 
- Creo que es una cosa absoluta, imprescindible, lo adoro. Es muy importante porque hace recordar a las personas que pueden ser felices juntas.

  - No debe haber un acontecimiento en el mundo como el carnaval bahiano. 
- No, no hay y es una libertad verdadera, la gente se mezcla, la pobreza y la riqueza, culturas diferentes, es muy bacana. 

  - ¿Dónde pensás que está ahora la vanguardia?
- Muchas cosas ofrecen información nueva, pero no sé si tienen un estilo que está ahora ofreciendo una propuesta de vanguardia. Hay muchas cosas interesantes en ciudades diferentes. 

- ¿Qué estás escuchando hoy?
- Escucho mucha música, desde samba, música clásica, contemporánea, tengo amigos que gustan del death metal, a mí me gustan los blocos afros, me gusta la música pop, no hago mucha cuestión de categorías. Estoy oyendo bastante el nuevo de D´Angelo, también escucho mucho a Zeca Pagodinho y me gustan algunas músicas japonesas actuales. Estoy escuchando mucho hip hop, cosas comerciales buenas. 

  - ¿Y cosas como las de Beck? 
- Para mí no es nada nuevo, ya fue nuevo, no me gustó mucho este disco nuevo. No lo encuentro muy interesante, no me conmueve, lo encuentro sin gracia, prefiero a Prince. 

  - Has dicho que hay una gran relación entre los músicos electrónicos, los djs y los músicos concretos de la vanguardia de la música académica... 
- Creo que esta generación de los ´90 fue interesante porque se interesó en todo, cuando la anterior, de los ´80, rockeros y todo eso, era muy cerrada. Pero la de djs y de música electrónica se interesan en muchas cosas diferentes y encuentro bien eso.     




Opiniones 


Naná Vasconcelos: “Arto es el king del noise”. 
(Entrevista realizada en Bahia, verano 2000)


 “Está produciendo gente importante aquí en el Brasil, Marisa Monte, Caetano Veloso. Es mi amigo, hasta vivió en mi casa. Vivo en New York y él también, trabaja en el underground neoyorquino, es el king del noise, tiene una percepción muy fuerte. Le pido opinión porque no tiene el punto de vista de un músico. Arto no sabe afinar una guitarra, pero ve las cosas de otra forma, muy interesante. Dice: Esto ponelo aquí, esto mejor iría en otro lado, de una forma que pensás que no va a funcionar porque no está en la lógica musical, pero él no toca con lógica. 

 Jaques Morelenbaum: “Más que músico es un intelectual”. 
(Entrevista para La Contumancia, 1998)


 “Lindsay tiene una formación muy diferente a la mía, más que músico es un intelectual y la modernidad de Caetano se queda, aparentemente, más en sus posiciones que en las mías; mi relación con la producción de Caetano es la de profundizar en su interior, tratando de realizar todas las fantasías que tiene dentro de sí”.

No hay comentarios: