23.5.09

Edson Cipó


...
Un antropófago en Internet
...
Con una mezcla de rock, jazz, reaggae, funk, psicodelia e inevitablemente influenciado por la siempre movediza MPB, el músico paulista de larga experiencia como road manager grabó un disco que llamó Antropofagia. La curiosidad del trabajo no sólo está en el abierto homenaje a una forma históricamente brasilera de hacer arte, sino en haber elegido el formato Songbook para editarlo. Y claro, a Internet para darle más visibilidad a su caldo musical.
...
Diego Oscar Ramos
...
Es claro que algunas palabras vas poblándose de sentidos con el paso del tiempo y los usos variados en campos de la cultura donde un signo puede ser un mapa para definir un estado de cosas, una estética específica o la misma voluntad de imantar hacia sí la máxima variedad de elementos circulantes. Y si el viejo manifiesto antropófago de 1928 del poeta Oswald de Andrade fue un hito del modernismo brasilero, mucho tuvo que ver su prolongada influencia en las lecturas que fue teniendo a lo largo de los procesos culturales de Brasil, llegando a un hito con la relectura tropicalista en los años 60. Y si en el mundo también la psicodelia lisérgica trazaba lazos de unión vital con movimientos también provenientes de las primeras décadas del siglo XX, como el surrealismo, también en estas tierras del sur del continente los ciclos daban su vuelta feliz para darse un abrazo artístico. Por eso, no deja de sorprender que haya sido este disco de un artista a descubrir como Edson Cipó y no cientos de otros trabajos anteriores de artistas consagrados, incluso aquellos propensos a la experimentación, quienes podrían haber escogido un término tan nutritivo y sabroso como Antropofagia. Claro que no deja de haber polémicas o suspicacias frente a todo lo que se ha asociado a esta palabra, que supo analizar al Brasil desde su capacidad de deglutir influencias externas para transformarlas en novedades de altísima nutrición para el planeta. Así, circulando por Internet en sites de nuevos compositores, en sus mails y sus decenas de estrategias de circulación de sus músicas, quien fuera road manager de artistas como Jorge Benjor, Cassia Eller, Titás, Pepeu Gomez, Moraes Moreir o Geraldo Azevedo eligió el formato de songbook, es decir un libro con las partituras de músicas que pueden escucharse en el CD que lo acompaña. La actitud antropofágica, entonces, también puede estar en devorarse la propia crisis del sistema discográfico, para ir generando muchas otras formas de distribuir arte.

- ¿Por qué eligió un nombre como Antropofagia, tan fuerte en la cultura musical brasilera desde la misma relectura en los años 60?
- en el inicio de los años 90 resolví asumir la carrera solista de forma seria y organizada. Comencé a elegir los temas, estilo de letras e instrumentación. Descubrí que tenía una gran influencia de música norteamericana y europea, además de que también me gustaba la MPB antigua que pasaban las radios. Mientras experimentaba las mezclas percibí que praticaba antropofagia de una forma natural y actual. En el 98 fui diversas vezes a la XXIV Bienal de São Paulo donde el tema era la Antropofagia y quedé impresionado. Decidí hacer una música que tendría ese nombre. Así que terminé la mezcla del tema, lo llevé para escuchas en lugares diversos y la clasificación fue una gran sorpresa, todas eran totalmente diferentes, algunos decían que era un funk-blues, otros que era um reggae sofisticado y lo justificaban bailando y mostrando los movimientos. Otros dijeron que era acid jazz, lo que acabé adoptando. Cuando componía pensaba en jazzrockrap, al final todos los elementos clasificados estaban presentes en la música y yo estaba consiguiendo el objetivo, que era la mezcla.

- ¿Por qué cree que es en Brasil donde se gestó un concepto de tanta fuerza y expresividad? Porque, de alguna manera, todo el mundo en estos años está mezclando elementos de diferentes culturas y países. ¿Qué diferencia encuentra con esas mezclas dentro de la música pop mundial y la que surge en Brasil?
- Esta es una pregunta difícil de responder, pienso que la antropofagia acontece en diversos lugares en el mundo. Ya vi obras de varios artistas estrangeros, entre ellos italianos, alemanes y argentinos. En Brasil, el movimiento aconteció fuerte en la literatura y las artes plásticas, a través de Oswald de Andrade y Tarsila do Amaral, influenció el Modernismo, la Tropicália y es inspiración en los días de hoy. Es cierto que hoy todo el mundo está mezclando, la globalización nos lleva a eso, pero me arriesgo a decir que la mezcla brasilera es más completa, como ejemplo del carácter del propio pueblo, que recibe de brazos abiertos inmigrantes de todo el planeta, quienes al llegar traen en la valija su cultura, que es digerida, asimilada y recreada por todos. “Lo que hicimos fue el Carnaval”, dice el manifiesto. Infelizmente, la música pop mundial no ve las cosas de esta forma y Brasil continúa importando y consumiendo consciencia enlatada.

- ¿Qué diría de la música que está creando?
- En la banda asumo todas las letras, músicas e ideas. Presento los temas resueltos y doy espacio para la improvisación, que cada uno contribuye de una forma especial. La espina dorsal de la banda es el percusionista Jorge Marciano, que toca conmigo hace muchos años, fue quien me presentó al baterista Paulo Mariz, con quien toca hace casi 20 años, el guitarrista Eduardo Mariz es hermano del baterista y tocaron toda la vida juntos. El bajista Alex Dias es de mi cría y me acompaña desde 1999.

- ¿Cómo fue la elección de un saxo de presencia tan marcada en el sonido de la banda? Eso hace que la mezcla parezca más cerca del jazz y hasta del rock de los sesenta. ¿Cómo fue el diseño de ese detalle?
- Todo el disco se da en clima de jam-session, anteriormente venía tocando con un trombón, pero en la semana del show el trombonista no pudo participar y ahí una vez más Jorge Marciano presentó e invitó a Joab Augusto, que toca saxo tenor. Tuvimos poco tiempo para los ensayos, las improvisaciones terminando siendo frases y cuando fui a hacer las mezclas resolví colocar el saxo en primer plano, porque la ejecución estaba muy buena. Joab Augusto es un excelente músico.

...

- ¿Cómo fue que decidió publicar el álbum como songbook y de forma independente? ¿Qué encuentra de bueno en el formato y el sistema?
- Al prinicipio el proyecto era la grabación de un disco en vivo, después de haber marcado la fecha en el Centro Cultural de São Paulo, comencé a organizar los detalles, invité mi amigo y músico Tonho Penhasco para calibrar y comandar las gravaciones, tomé prestado un gravador Adat de 8 canales del estudio de otro amigo y planee la división de los canales. Tenía que grabar batería, percusión, dos guitarras, bajo, saxo tenor y voces. Después de la grabación, llevé el material para Eduardo Lolo de Estúdios Spectrum y pedí para mezclar y masterizar a cambio de espacio publicitario en la tapa del disco. La invitación fue aceptada, estaba resuelta la parte del audio, precisaba resolver la gráfica, comencé a separar el material para el libro interno, cuando junté todo dio 28 paginas en tamaño A3. En el mismo período fui invitado por la Editora Irmãos Vitale para hacer una trascripción musical en el songbook do Rolando Boldrin. Para hacer este trabajo tuve que hacer algunas investigaciones que influenciaron la decisión del formato. La idea fue que el songbook substituya el libro del CD y de que el trabajo deje de ir para negocios de discos, que son cada vez más raros, para ir a las librerías, que es un mercado interesante, que en Brasil funciona a base da consignación. Con el audio y el boceto de songbook listos fui a buscar algunas editoras y las respuestas eran bien parecidas, era elogiado por la idea y el proyeto, después venía una cierta resistencia porque “el produto” era nuevo y no tenía tradición. Algunos decían que no tenían espacio físico para exponerlo en los negocios, otros aprobaron el proyecto, pero quedaría en una espera de 9 a 12 meses, sin certeza de diera luego del plazo la publicación. Resumiendo, me puse a trabajar en una fábrica de motos por 6 meses, junté el dinero, banqué el proyecto e hice el lanzamiento en la Livraria da Vila, en São Paulo, el 28 de abril de 2008.

- ¿Qué reacciones tuvo con la relectura del concepto?
- Creo que de una forma general, no fui comprendido ni aceptado. La palabra antropofagia no es de fácil pronunciación, muchos se trababan al intentar leer el título del álbum, otros se refirieron al canibalismo indígena, la propia palabra Songbook es desconocida hasta en el medio musical, me sugirieron cambiarla, porque nadie sabía lo que era. Recibí incentivo, apoyo y elogios de amigos próximos, que conocían mi intención y voluntad de realizar el proyecto.
:::

Songbook Antropofagia
...
- Participa de diferentes formas de difusión musical en Internet, desde My Space hasta listas de mails, ¿qué ve como positivo de esas formas?
- Tengo 6 Orkut, estoy en You Tube, en Trama Virtual, My Space, Clube Caiubi de Compositores, Conexão Vivo, Overmundo, siempre con el deseo de guiar al al público a mi página oficial y vender mi álbum. Creo que, más allá de incomodar mucha gente con spam, consigo ser recordado por el nombre y no por la música.

- ¿Y de ser parte de uma asociación de compositores?
- Mi participación en el club todavía es virtual, pretendo agendar una presentación cuando salga con el próximo trabajo y tocar con músicos diferentes, también socios del club.

Músicas e influencias
...
- En la canción Para fazer jazz dice que no gusta del tono tan azul del blues, que es mejor tener un amor sin pecado, con alegría y para hacer jazz. Me gustaría que hablase más de esas ideas.
- Esta canción la hice para participar de un festival de blues en Río. Pensé en tener una actitud rock and roll de protesta y comencé cantando: “Eu não gosto de blues”, en seguida redoblo: “Eu não gosto da cruz”, que es el símbolo del cristianismo. La lloradera del blues y la cruz representan sufrimiento y pienso que este no es el mensaje principal cuando pensamos en el cristianismo. Debemos recordar la buena nueva, los cambios que tenemos que adoptar para mejorar como ser humano y evolucionar para merecer un mundo mejor y no seguir alimentando ideas negativas. “Fazer jazz”, para el músico es un momento mágico donde prevalece la técnica, la improvisación y el carácter individual. Es como hacer el amor.


Coraçao de paulista
...
- Una de las canciones se llama Coraçao de paulista. ¿Qué es lo que más le gusta de haber nacido en São Paulo y qué siente que aporta la identidad paulistana a su música?
- Brasil es un caldero de ritmos, ya pensé en relacionarlos y clasificarlos en un libro, pero no sé si tendré condiciones para eso. En My Space creé un grupo llamado “Nova MPB” que ya tiene como asociados a Preta Gil, Davi Moraes, Jo Soares Band, y Fê Lemos de Capital Inicial, entre otros, allí comencé a relacionar algunos. Y como ya dije, nací en el ABC paulista, que es un suburbio, de donde viene mucha gente radical, mis amigos de la infancia, hasta hoy sólo tocan y escuchan rock y blues. Cuando viví en Río tuve oportunidad de convivir con Blocos de Samba y cuando volví a São Paulo, entré en el Ala de los compositores de la Escola de samba Vai-Vai, aprendí a hacer diversos tipos de samba: samba-rock, samba-enredo, samba-canção, samba-de-breque. En la canción Coração de Paulista, tengo un compañero carioca que es Max da Tradição. Me gusta y vivo en São Paulo, imagino que la diversidad de la metrópolis aparece en mi trabajo artístico.

- En el disco songbook agradece la inspiración de músicos como Pepeu Gomez, Baby do Brasil y Jorge Benjor. ¿Qué podría decir de su influencia?
- Cuando era chico y vivía en el ABC paulista, intentava imitar a los Novos Baianos, Mutantes y Secos & Molhados. Después en el inicio de los años 90, fui a trabajar como roadie de Pepeu Gomes y Moraes Moreira, durante 4 años viví en Río y con ellos aprendí a jugar a la pelota, conseguir novia y hacer canciones. De vuelta a São Paulo fui a trabajar con Benjor y su Banda do Zé Pretinho, participé de una gira y la grabación de un CD, también en la parte técnica. La convivencia con ellos y otros artistas y músicos fue de gran importancia en mi formación, se aprende mucho más viendo que leyendo. En la canción Antropofagia uso trechos de letras de Pepeu, Baby y Benjor.

- ¿Qué le dejó en los musical haber trabajado como road manager de los que mencionamos, además de Geraldo Azevedo, Cassia Eller o Titãs?
- Fueron 14 años en la ruta con diversos trabajos de sonido y luz, viajé el Brasil entero, de punta a punta, varias veces, en hoteles de 4 y 5 estrellas y con derecho a algunos días de descanso, en el intervalo de una semana a otra de shows. Comencé en el segundo disco de los Titãs, medio por casualidad, dos amigos de la infancia eran productores de la banda, que estaba lanzando el disco Televisão en Río de Janeiro, era mi cumpleaños y fui invitado a festejarlo con ellos. Durante el show se rompió la cuerda de la guitarra de Toni Belotto y fue una desesperación el camarín porque nadie sabía arreglarla, me hice cargo de la situación, ofrecí arreglar la guitarra, cambié la cuerda, afiné en los padrones de 442 Hz, la guitarra fue llevada al escenario y los músicos se sorprendieron. Cuando terminó el show vinieron a agradecer y después de una charla rápida me invitaron a viajar con la banda. Me quedé una temporada viajando por Brasil, fue muy bueno, vivencié y acompañé el comienzo del éxito. Vibrábamos cuando escuchábamos las canciones siendo pasadas por la radio. De repente Arnaldo y Belotto fueron presos con heroína, fue un gran escándalo, fueron cancelados varios shows, de ahí fui para Capital Inicial, donde me quedé por casi 5 anos, fui presentado por Belotto. Era común recibir invitaciones para otros trabajos. En una de esas fui invitado para hacer un extra en un show de Pepeu Gomes, fue una de las experiencias más marcantes de mi vida. Me mudé a Río, me quedé por más de 4 anos y mientras trabajaba con Pepeu, conseguía unas “janelas” para trabajar con Cássia Eller, Geraldo Azevedo, Engenheiros do Havaí y Leo Gandelman. Volví a São Paulo y fui a trabajar con Jorge Benjor. Con cada uno de ellos aprendí un poco, pero Pepeu Gomes y Moraes Moreira me dejaron una marca especial, me acuerdo de algunas historias que ellos contaban de la época de los Novos Baianos, de la participación de ellos en Rock in Río, en Free Jazz y en shows por el nordeste brasilero en noches de luna llena. Estoy escribiendo un libro para contar toda esta trayectoria, que lleva el nombre de: 50 años en la vanguardia.

- ¿Qué es lo que siente como el mayor aporte de la música popular brasilera para el mundo de la música?
- hay mucha gente buena, mucha gente desconocida. De los consagrados me gusta mucho Caetano Veloso, en mi opinión es un artista completo.


A rainha iluminada
...
- Hasta ahora la MPB parece tener una capacidad bien amplia de llevar a su regazo toda clase de géneros musicales sin perder su identidad. ¿Cree que esa capacidad tiene límites?
- No, no tiene límites para estas mezclas. Creo que un proceso cultural evolutivo vive un ciclo que tuvo inicio en América do Norte y finaliza en América del Sur, por lo tanto en el futuro, no sólo Brasil, sino toda América del Sur será referencia mundial para la humanidad, culturalmente, económicamente, espiritualmente, tecnológicamente y quién sabe moralmente.

- ¿Cómo siente todo esto en relación a la antropofagia?
- En cuanto a la antropofagia, desde los hombres de las cavernas nos alimentamos de lo que otros hacen, somos y seremos antropofágicos, por lo tanto debemos escoger bien nuestros alimentos, porque todo lo que nuestros sentidos consiguen capturar se vuelve alimento para nuestro Yo. Este es el tema de mi próximo trabajo: “C eh o q se come!”. Se todo sale bien, será un disco producido en estudio y con elementos electrónicos, también en formato de songbook. Continuo trabajando. Saludos antropofágicos!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Para mim foi um grande presente de Deus e dos astros ter feito parte do antropofagia de Edson cipó e fico muito feliz de o trabalho ter atingido o mundo espanico que para mim tem grande influência no mundo da arte contemporania nos dias de hoje. bjs. jorge marciano

Anónimo dijo...

Impressionante o insessante trabalho do Cipo', grande amigo de duras e de boas jornadas, incansavel na busca da divulgação de seus trabalhos, idéias e filosofias... A Antropofagia renasce em suas mãos como uma "Antropofagia da antropofagia" é como um Phenix que renasce das proprias cinzas para mostrar a verdadeira e inexorável identidade de um povo que parece esquecer-se de suas proprias origens, qualidades, identidade e fatos culturais.
De qq forma, deixando de lado o "filosofes" , nao fosse um batalhador nato, um verdadeiro guerreiro tupiniquim, nao teria chegado `a realiza'c~ao de todos esses projetos: CDs, Videos, Shows, Livro.... Cultura, arte, comunicação, comunicação, comunicação, comunicação..... Cipó, VAI SE FERRAR, MANO.... onde vc acha tanta força de vontade, meu ?
Abc, SD