7.12.09

OBMJ


MPB a la jamaiquina


Ideada por el músico y productor Sérgio Soffiatti y el trompetista Felippe Pipeta, la Orquestra Brasileira de Musica Jamaicana revisita clásicos de la música popular y erudita brasileras con el filtro de géneros musicales nacidos en Jamaica. Se puede descargar de forma autorizada su disco.



Diego Oscar Ramos - diciembre 2009


Si bien la mayoría de los géneros de la música popular, hasta podríamos aventurarnos a decir todos, nacen y crecen de la mano de la combinación, las mezclas y las influencias mutuas, estamos viviendo una época donde todo parece durar tiempos de percepción apenas cercana a los patrones usuales humanos. Así, todo el que quiera seguir los caminos de la electrónica dance, tendrá en esta última década un catálogo de variantes casi tan amplio como el del siglo XX entero. Puede sonar exageración, pero alcanza con que cada uno piense en los movimientos que la misma digitalización de los catálogos musicales trajo en la cantidad de canciones que consumimos en promedio, para traer a la conciencia las transformaciones globales en el mercado de la grabación musical y en la forma en que nos relacionamos con ese material cada vez más parecido a un océano en expansión permanente. Parados en una isla personal, la Orquestra Brasileira de Musica Jamaicana, parece segura desde una combinación genérica basada en la trasposición de dos territorios musicales quizás muy transitados, pero cuya unión parece tener aún pocos hacedores. Tanto que hasta su nombre como banda nace de la misma indagación y definición del género en el que estaban trabajando.
Unidos inicialmente por su amor por la música jamaiquina de raiz, el ska, el rocksteady y el primer reggae, el músico y productor Sérgio Soffiatti y el trompetista Felippe Pipeta tuvieron la idea de abordar desde esas matrices sonoras algunos clásicos absolutos de la música popular brasilera. Entre esos clásicos están Águas de Março, Carinhoso, O Barquinho, Samba de Verão y hasta Garota de Ipanema. Ajustados y con un sonido tan elegantemente fiestero como el de nuestros compatriotas Dancing Mood, la banda brasilera ha decidido utilizar la compulsión o placer, a bajar música por Internet, para difundir su existencia y sumar así público a sus shows. En esta entrevista, sus fundadores dan algunas claves de esta reinvención del continente enorme de la MPB, desde las rítmicas propias de esa isla, la zona propia en la que se posicionan para darle algo suyo al mundo y la mismísima Jamaica.   


- ¿Cómo fue la historia de la formación de la banda? 
Sergio: - Comenzamos en 2005, la idea inicial era la de montar una orquesta para tocar Ska tradicional jamaiquino, pero después vino la idea de que tocáramos los clásicos de  la música brasilera en ska, reggae y rocksteady. Estuvimos con Felippe Pipeta investigando durante 3 años para llegar al repertorio del disco y show, el año pasado llamamos a los músicos e iniciamos las grabaciones y ensayos. Nuestro primer show fue abriendo para The Skatalites, aquí en São Paulo y ahora iniciamos un tour por Brasil.


- ¿Cómo fue que surgió la idea de no tocar sólo reaggae y generar esa mezcla de Jamaica con Brasil?

Sergio: - Escuchamos bandas de Europa y Japón tocando clásicos de Bossa Nova y pensamos: Qué vergüenza, nadie aquí hace eso, vamos a homenajear nuestra música brasilera tocando los ritmos que más amamos tocar.
Pipeta: - Y lo bueno es que mientras pensamos en hacer versiones de las músicas brasileras en ritmos jamaiquinos surgió el nombre, ORQUESTRA BRASILEIRA DE MÚSICA JAMAICANA, OBMJ, no hay nombre más literal que ese para el sonido que hacemos.




- ¿Que vínculos tenían con la música jamaiquina?

Pipeta: - Sérgio y yo somos los que tenemos más intimidad con la música jamaiquina, además de firmar la producción musical de OBMJ, en los años 90 Sérgio fue vocalista de Sr. Banana, una banda de reggae de bastante difusión en el escenario nacional de la época, eran parte de la grabadora multinacional Virgin Records, la banda inclusive tocó en Jamaica al lado de algunas leyendas del reggae. Tocó también en Skuba, una importante banda de ska que influenció muchas otras bandas por aquí e inclusive a mí, que entonces estaba comenzando con Sapo Banjo, una banda de ska con el sonido orientado más a la tercera ola del ska, que durante un año fue parte del programa Quinta Categoría de MTV, más o menos como la banda del talk show de David Letterman. Hace algunos años atrás, Satélite Kingston vino a Brasil con la banda incompleta y tuve la honra de tocar con ellos en un show aquí en São Paulo, fue muy bueno.

- ¿Qué sienten que tienen de parecida la música popular brasilera y la de Jamaica?

Sergio: - La raíz es africana, el raggae y el baião, un ritmo musical del norte de Brasil, son bien parecidos, también el reggae y el forró, ritmo también característico del norte de Brasil. Pero fuimos más allá, adaptamos hasta música erudita brasilera para el ska, como O Guarani, del compositor Carlos Gomes y Trenzinho Caipira, de Villa Lobos para rocksteady.

- El bahiano Raul Seixas decía que para él el reggae había nacido cuando los jamaiquinos tomaron un viejo disco de Luiz Gonzaga y tradujeron el baiao a su manera. ¿Conocían la historia? ¿Qué piensan?

Sergio: - La conocía, sí. Como ya (Jah) respondimos antes, la raíz es la misma, los ritmos vinieron de África y sufrieron algunas influencias de donde se desarrollaron. Me parece normal y posible la observación de Raúl Seixas.

-  ¿Que es lo más placentero que encuentran en la música de Jamaica y la de Brasil?

Pipeta: - Las dos son músicas buenas para bailar, para escuchar y para hacer el amor. ¿Querés cosas mejores que eso?

- ¿Qué repercusión está teniendo la banda dentro del público brasilero?

Sergio: - Muy buena, las personas adoran las versiones y principalmente el show, que es para bailar y divertirse, somos un país conocido por la alegría y la descontractura, todos saltan mucho en nuestro show. 
Pipeta: - Nuestras músicas están siendo tocadas por DJ’S en todo el país, nuestro myspace está con más de 250.000 accesos, nuestros shows están siempre con un público óptimo y las personas bailan y salen felices, no podríamos esperar un resultado mejor.

- ¿Qué opinión tienen con otras mezclas de géneros, como puede ser la bossa electrónica? 

Sergio: - La bossa electrónica ya existe hace mucho tiempo aquí, mucha cosa buena fue hecha, pero creo que llegamos a un punto en el que ya no lo es. Pipeta: - La verdad, la mezcla de géneros o ritmos musicales ha sido la gran vertiente mundial, creo que, como todo en el escenario musical, hay cosas muy buenas y cosas muy malas.

- ¿Qué cree que fue lo más acertado en la creación genérica que están haciendo? ¿Y qué sienten que todavía quieren mejorar para que sea más placentera la mezcla?

Pipeta: -Creo que nuestro repertorio es muy bueno, es nuestro punto fuerte, las músicas que elegimos fueron investigadas, elegidas y concebidas con calma y mucho raciocinio. Claro que las cosas siempre pueden ser mejores, estamos cada día pensando en eso, pero por otro lado, la banda está llendo a la ruta ahora, todo es muy nuevo y estamos realmente felices con el resultado que conseguimos, tanto musicalmente con en la aceptación del público. Aunque siempre pensando en mejorar en el futuro.

- ¿Tuvieron modelos o influencias fuertes para armar el grupo?

Sergio: - Nuestra gran influencia es The Skatalites, banda pionera de ska, que más allá de buena música siempre tuvo una ligación social muy fuerte, fue una banda formanda en un orfanato, que trajo muchos músicos buenos al mundo.
Pipeta: - Sin duda que Skatalites es nuestra principal influencia. Además, cuando tocamos con ellos aquí, ellos estaban al frente del escenario, bailando nuestras músicas, los tipos que inventaron el ska bailando nuestras músicas, fue inolvidable.



  Aguas de marzo (Tom Jobim) - OBMJ

  Clase de Baile SKA por OBMJ

No hay comentarios: