3.7.11

Davi Moraes


"Creo en la fuerza de los Orixás"

Con su guitarra, nutrida tanto por las  corrientes más experimentales del rock más sónico como por el pulso rítmico de los tríos eléctricos de Bahía, ha grabado y tocado con astros de la MPB como Caetano Veloso, Adriana Calcanhotto, Marisa Monte e Ivete Sangalo. Hijo de Moraes Moreira, miembro del mítico grupo Novos Baianos, nació en Río de Janeiro pero supo nutrirse de la mística musicalidad de Bahía. Ha editado dos discos solistas, donde cultivó tanto la experimentación rocker como un sonido pop bailable y refinado. Para su tercer disco, a editarse antes de que termine 2011, promete un sonido calmo, sin bajo ni batería, ligado a climas emocionales de su presente.  

Diego Oscar Ramos


       Si entre los atabaques del Candomblé, la voz suave de Joao Gilberto y la guitarra noise de Arto Lindsay puede trazarse un mapa de esa construcción intensa, constante, movediza de lo que se conoce como música popular brasilera, hay una figura que parece concentrar muchos de los mejores valores del Brasil cosmopolita y arcaico, en ese sentido de la pureza viva de sus tradiciones de raíz afro. Es que Davi Moraes, guitarrista, compositor y cantante carioca con alma bahiana, ha sabido reunir en su música una buena parte de eso que reconocemos como moderno y clásico en la mejor música hecha en Brasil. Miembro de la generación de músicos como Moreno Veloso, Doménico y Kassim, parte de esa voluntad de sembrar de ideas musicales todo tipo de discos y shows hechos en su país estuvo desde el principio en el hijo de Moraes Moreira, de quien parece haber legado una forma de cantar que hace que sintamos de inmediato que todo está bien en la vida. De muchas maneras esa sensación la habían logrado los Novos Baianos, banda que en los 70 llevó a un nivel de delicadeza musical el espíritu hippie que los hizo vivir en comunidad para crear discos de gran belleza, combinando aires rockeros de la época con ritmos tradicionales como el frevo o el chorinho. Y si bien hoy no vive en una comuna como lo hizo su padre, una parte de esa forma de accionar en tribu está presente en todo lo que hizo hasta ahora Davi: desde la manera en que aportó su musicalidad experimental a bandas de Caetano Veloso, Marisa Monte, Ivete Sangalo y Vanessa da Mata hasta el programa televisivo que condujo este año para la red O Globo. En Som e Areia, el guitarrista compartió con Doménico Lancelotti - astro indie del prestigioso combo + Dois - un ciclo donde improvisaban con todo tipo de músicos brasileros en una casa estudio con vista y salida directa a las playas de Jericoacoara, estado de Ceará. En ese entorno natural, el músico compartió entorno y clima creativo con artistas como Arnaldo Antunes (quien volvió muy popular su composición A massa), Sandra de Sá, Toni Garrido o Thalma de Freitas. Según asegura, todo ese clima de relax estará también en el disco que promete editar antes de que finalice el año 2011, un trabajo que reflejará también el estado más calmo de quien estos últimos años fuese señalado por cierta prensa brasilera más por sus virtudes de conquista femenina - fue novio de Marisa Monte y esposo por dos años de Ivete Sangalo - que por la gran creatividad de discos como Papo Macaco (2002) y Orixá Mutante (2004). Sea como sea, y sin separar toda virtud que siempre hay en dejarse acompañar de Eros en la vida, vale destacar la gran musicalidad presente en la obra de Davi Moraes: hasta ahora atenta a todo lo que va sonando en el mundo y tributaria de todo lo que se cuece en el Brasil, con aroma de novedad y sabor a tiempos eternos.   


- ¿Podrías comentar algún detalle del disco nuevo? ¿Qué semejanzas y diferencias encontrás con los dos primeros?
- En este disco nuevo, hecho en conjunto con mi amigo y gran productor Chico Neves, tuve un reencuentro muy fuerte con los instrumentos acústicos. Todo comenzó con guitarra y voz, bandolim, cavaquinho, el piano increíble de Daniel Jobim, el cello mágico de otro gran amigo Jaques Morelenbaum, la percusión de Marcelo, el vibráfono de Marcos Lobatto, de O RAPPA. La guitarra eléctrica fue el último instrumento que entró, con fuerte presencia, pero de una forma más cruda. En este nuevo disco no tuve batería ni bajo y nunca me hubiese imaginado hacer un disco sin la presencia de estos instrumentos. Fue algo natural, una cara nueva que apareció a través de nuevas composiciones y de la sonoridad que Chico me ayudó a encontrar.

- Si tuvieses que describir el trabajo nuevo, ¿encontrás algún pulso central, alguna característica especial?
- Creo que este disco marca una fase nueva como compositor, también como cantante y me fortalece como instrumentista brasilero. Toco una variedad mayor de instrumentos. Y la guitarra eléctrica está siempre ahí, siendo siempre fundamental para definir mi estilo. La mitad del disco es instrumental y la otra cantado, fue bueno unir esos dos lados.

- ¿El disco tiene influencias do programa de televisión que estuviste haciendo? ¿Y qué valor le das a haber hecho un show televisivo con participación de tantos músicos buenos?
- Tiene que ver con el hecho de que no ha tenido un guión pre definido, fuimos haciendo lo que venía a la cabeza en cada día. Me gustó mucho hacer el programa, fue todo muy divertido: ejercitar la improvisación, el intercambio con tantos amigos y el lugar especial que es Jericoacara. Nunca había pensado en hacer TV, pera esa experiencia fue por invitación de mi amigo y director Candé Salles. Conté con la ayuda de mi empresaria Bel Kurtz para definir el formato ideal. ¡Fue maravilloso, estaba en un lugar lindo con mis mejores amigos y todos nuestros instrumentos! Y recibiendo visitas todos los días, terminamos estando muy cómodos con las cámaras. Seguramente lo haría todo de nuevo.

- Grabaste O como é grande meu amor por voce, una canción de Roberto Carlos. ¿Qué sentís con su música, su carrera y su persona en sí?
- Roberto es nuestro rey. Comencé a cantar ese tema en mis shows y terminó siendo la canción de apertura de una novela en aquel tiempo. Él autorizó nuestra versión, que se pasa hasta hoy en las radios por aquí. Me dio mucha felicidad y continúo cantado algo de él en mis shows. Roberto y Erasmo son parte de la vida y las emociones de todos. Y así pasa conmigo también.

- Orixa mutante, tu segundo disco, tuvo un sonido bien diferente al primero, que parecía más experimental y lleno de un espíritu rock hasta casi noise. ¿Qué te pasó como artista y ser humano, para llegar a ese cambio? Lo pregunto porque el segundo tiene mucha paz y alegría, aporta sensaciones de vitalidad y afecto.
- Fue natural, en el primero tenía eso de querer juntar todas las mezclas e influencias: sonido más sucio, más pesado, más rock. Era mi momento. En  Orixá mutante tuvimos una mega estructura, grabamos en el estudio de mi gran amigo Carlinhos Brown, en Salvador, Bahía, con mucha percusión y caños. Además estaba en un momento más pop, menos experimenta y más radiofónico. Me gustan los dos por retrara exactamente mi etapa en cada uno. En este nuevo, por ejemplo, no pensé mucho, lo fui haciendo. Es más suave, como lo es mi momento ahora.  

- Los dos primeros salieron con poco tiempo de diferencia. ¿Qué pasó que dejaste pasar tanto tiempo ahora? ¿Fue por una cuestión comercial?
- No, estuve haciendo otros trabajos, toqué más en vivo, me reciclé. Había comenzado a hacer un disco nuevo hacía más tiempo, pero después paré,  le di más tiempo y comencé todo de nuevo. Terminó siendo algo bueno, sucedió en el momento justo, y llegó un sonido que ni esperaba, una sorpresa para mí mismo.

- ¿Qué relación sentís que tiene tu música con el ánimo que tenés a la hora de hacer tus discos?
- Adoro el estudio y grabar, hago esto desde que era chico y lo encuentro tan placentero como los shows. Las grabaciones son los registros de los momentos, de la creatividad, de los trabajos en conjunto. Me gusta mucho grabar.

- En estos años, desde el 2004 que editaste tu último disco, creció mucho la cultura digital, con blogs de música que permiten bajar antiguos discos de vinilo y también de los nuevos. ¿Cómo impactó en  tu carrera esta cultura y qué opinás de las nuevas maneras de compartir música?
- Estoy feliz con la vuelta del vinilo y todavía, como todos, me estoy adaptando a todas estas novedades. La velocidad es otra hoy y tenemos que hacer que nuestra música llegue a todos. Con todo, un disco continúa siendo el generador, la tarjeta de presentación, lo que posibilita llevar mi sonido para Brasil y para fuera también.

- ¿Qué importancia le das a hacer música que pueda ser bailada?
- Mi manera de tocar está totalmente influenciada por la percusión, en Brasil tenemos una riqueza enorme de ritmos. Soy fanático de la percusión y mi guitarra baila. Con el peso del rock, pero siempre con el swing natural brasilero, del carnaval, todo eso. Mi papá fue el primer cantante de Trío Elétrico, en mi sangre y en mi guitarra está eso de las levadas, el frevo, el afoxé, el samba-reggae. Es donde veo mi firma, mi identidad musical.

- ¿Qué podrías decir de la importancia que tienen para vos y para Brasil los Novos Baianos?
- Ellos fueron únicos. No se parecen con nada, tienen una sonoridad y estilos únicos. Influenciaron y alegraron a muchas personas con toda aquella energía y esas mezclas de chorinho y samba con rock. Fueron uno de los pioneros en eso. Creo que están entre los encuentros más importantes que se dieron en nuestra música.

- ¿Y qué dirías del estilo de canto de tu padre? ¿Sentís una influencia fuerte de su parte?
- Es un estilo que él creó  en Trio Elétrico y al mismo tiempo aprendió con la suavidad de João Gilberto, que marcó mucho a todos en el grupo Novos Baianos. Pero creo que él se formó en el carnaval, en Trío Elétrico, que es una especie de heavy metal carnavalesco brasilero.

- Sos carioca, pero  es muy perceptible en tu música cierta identidad de Bahía. ¿Qué sentís con la fuerza que tiene esta ciudad en tu musicalidad?
- Es la fuerza del trío eléctrico y de la percusión. Mi familia por parte de padre es toda bahiana y me siento un poco bahiano en la música también.

- En la canción Tô Na Sua cantás “orixá fala de amor”. ¿Qué vivencia tenés con el mundo del candomblé?
- Soy un admirador de la cultura del Candomblé y de los Orixás. No soy seguidor de ninguna religión, pero respeto mucho la música del Candomblé y creo en la fuerza de los Orixás.




"Acredito na força dos Orixás".


- Poderia comentar algum detalhe do disco novo? Que semelhancas e Diferenças voce acha com os dois primeros?
- Nesse disco novo em parceria com meu amigo e grande produtor Chico Neves,tive um reencontro muito forte com os instrumentos acústicos. Tudo começou com violão e voz, bandolim, cavaquinho.... O piano incrível de Daniel Jobim, o cello mágico de outro grande amigo, Jaques Morelembaum, a percussão de Marcelo, o vibraphone de Marcos Lobatto (O RAPPA). A guitarra elétrica foi o último instrumento a entrar, com forte presença mas de forma mais crua também. Nesse novo disco não teve bateria nem baixo, nunca tinha imaginado fazer um disco sem a presença desses dois instrumentos. Foi uma coisa natural, uma cara nova que apareceu através das novas composições e da sonoridade que Chico me ajudou a achar.

- Se tivesse que describir o trabalho novo, acha que tem algum pulso central, alguma característica especial?
- Acho que esse disco marca uma nova fase minha como compositor, nova fase também como cantor e me fortalece também como instrumentista brasileiro. Toco uma variedade maior de instrumentos e a guitarra elétrica está lá, sempre sendo fundamental para definir meu estilo também. Metade do disco é instrumental e metade cantado,foi bacana isso também,unir esses dois lados.

- O disco novo tem influencia do programa de televisao que esta facendo? Tem a ver com isso, tem vínculos, o nada a ver? E que valor teve para voce facer o show de tv com tantas parcerias tao boas?
- Tem a ver no fato de os dois não terem tido um roteiro pré-definido,fomos fazendo o que vinha na cabeça em cada dia. Gostei muito de fazer o programa,foi tudo muito divertido,exercitar o improviso,a troca musical com tantos amigos e o lugar especial que é Jericoacara.  Nunca tinha pensado em fazer TV,mas essa experiência a convite do amigo e diretor Candé Salles e com a ajuda da minha empresária e paeceira Bel Kurtz para definir o formato ideal foi maravilhoso. Estava em um lugar lindo com meus melhores amigos e nossos instrumentos todos! Recebendo visitas todos os dias,acabamos ficando muito a vontade com as cameras. Faria tudo de novo com certeza. 

- Voce grabou O como é grande meu amor por voce. Que sente com a músca e acarreira do Roberto Carlos, sua música, seu astral?
- Roberto é nosso rei,comecei a cantar essa música nos meus shows e acabou sendo tema de abertura de uma novela na época,ele autorizou nossa versão que até hoje toca nas rádios por aqui. Fiquei muito feliz e continuo cantando algo dele nos meus shows. Roberto e Erasmo fazem parte da vida e das emocões de todos e é assim comigo também.

- Orixa mutante, o segundo disco, teve um som bem diferente ao primeiro, que parescia mais experimental e ate cheio de um espíritu rock e quase ate noise. Que foi que aconteceu com voce, como artista e ser humano, para chegar a esa mudanca? Pergunto tambem porque acho que o segundo tem muita mais paz e alegría, aporta muitas sensacoes de vitalidade e ate afeto.
- Foi natural,no primeiro tinha aquela coisa de querer juntar todas as misturas e influências, som mais sujo, mais pesado, mais Rock,era o meu momento. No Orixá mutante, tivemos uma mega estrutura, gravamos no estúdio do grande amigo Carlinhos Brown em Salvador-Bahía, muita percussão e sopros. E eu estava em um momento mais pop, queria fazer um disco menos experimental e mais radiofônico. Gosto dos dois por retratarem exatamente o meu momento em cada. Nesse novo por exemplo, não pensei muito, fui fazendo, é mais suave, como meu momento agora.  
 - Qué relacao sente que teve e tem na tua música o animo que voce tem no tempo de facer teus discos?
- Adoro estúdio e adoro gravar, faço isso desde novo e acho tão prazeroso quanto os shows. As gravações são os registros dos momentos, da criatividade, das parcerias.

- Os dois primeros sairam com pouco tempo de diferencia, que foi que aconteceu que deijou pasar tanto tempo agora? Foi algo comercial?
- Não,fui fazer outros trabalhos,tocar mais ao vivo,me reciclei. Tinha começado a fazer um novo disco há mais tempo,depois parei,dei mais um tempo e comecei tudo de novo. Acabou sendo bom,aconteceu na hora certa e veio um som que eu nem esperava,uma surpresa pra mim mesmo. 


- Nestes anos, justamente, creceu muito a cultura digital, como blogs de música que deijam baizar antigos discos de vinil e tambem novos. Como impactou na tua carreira esta cultura digital? Que opiniao tem das novas formas de compartilhar música?
- Estou feliz com a volta do vinil, e ainda, como todos, me adaptando a todas essas novidades. A velocidade é outra hoje e temos que fazer nossa música chegar pra todos. Com tudo isso, um disco continua sendo o gerador, o cartão de visita, o que possibilita levar meu som para o Brasil e para fora também.

- Qué importancia tem para voce facer música que possa ser danzada? E gosta voce mesmo de danzar?
- Minha maneira de tocar é totalmente influenciada pela percussão,no Brasil temos uma riqueza de rítmos gigante. Sou louco por percussão e minha guitarra dança. Com o peso do Rock mas sempre com o suingue natural brasileiro,carnaval,tudo isso. Meu pai foi o primeiro cantor do Trio Elétrico e essa coisa das levadas, frevo, afoxé, samba-reggae, está no meu sangue e na minha guitarra, é onde eu vejo a minha assinatura, minha identidade musical.

- Que poderia dizer da importancia que teve para voce os novos baianos? Que lembrancas tem com a música deles na tua infancia? E que sente agora pelo valor do grupo dentro da música popular do Brasil?
- Eles foram únicos. Não é parecido com nada,tem uma sonoridade e estilo único. Influenciaram e alegraram muita gente com toda aquela energia e todas aquelas misturas de chorinho e samba com Rock por exemplo,foram um dos pioneiros nisso. Acredito que estão entre os encontros mais importantes que aconteceram na nossa música.

- E que poderia dizer do estilo de cantar do teu pai? Sente que é uma influencia forte para voce?
- É um estilo que ele criou no Trio Elétrico e ao mesmo tempo aprendeu com suavidade de João Gilberto que marcou muito todos o grupo Novos Baianos. Mas acho que ele se formou no Carnaval, no Trio elétrico,que é uma espécie de heavy metal carnavalesco brasileiro.

- Voce é carioca, mais da para sentir na tua música certa identidade que tem muito da Bahía. Que sente como a forca que tem essa cidades na tua musicalidade?
- É a força do Trio elétrico e da percussão. Minha família por parte de pai é toda Baiana e me sinto um pouco Baiano na música também.

- Voce cantou “orixá fala de amor”, que vivencia tem com o mundo do candomblé? Acha que Oxossi cuida da tua música?
- Sou um admirador da cultura do Candomblé e dos Orixás. Não sou seguidor de nenhuma religião,mas respeito muito a música do Candomblé e acredito na força dos Orixás.

1 comentario:

Roberto Luis dijo...

Arrasou, Diego. Está se tornando o melhor cronista de música brasileira, e a Bahia lhe deve agradecer pela valorização da nossa cultura, trazendo à tona "histórias e sentidos" que passam à margem do mainstream, logo são relevantes. Abraços, sucessos!