1.2.12

Gustavo Gabetta



El viajero regresa



 Luego de décadas en Europa, donde trabajó en todo tipo de formaciones musicales, el músico rosarino regresa al país para seguir produciendo a Paul Carrack -músico inglés reconocido por ser el cantante de la banda Mike and the Mechanichs- y darle un impulso mayor a su carrera solista.


  Diego Oscar Ramos


     Asociado con el cantante inglés ex Mike and the Mechanichs Paul Carrack, a quien produce y organiza giras o grabaciones internacionales, el músico argentino Gustavo Gabetta ha compartido escenarios o grabaciones – desde 1966 hasta el presente- con músicos que van de  Joan Manuel Serrat o Jaime Ross a Gipsy Kings y Nina Hagen. Grabó en Paris con Miguel Abuelo y fue parte de una agrupación de tango con el prestigioso bandoneonista Juan José Mosalini. De regreso a su Rosario natal, desde donde seguirá organizando trabajos con Carrack que incluyen una gira por Argentina este año, Gabetta está formando una banda para tocar sus propias composiciones.    
- ¿Cómo llegás a tener contacto con la música de Paul Carrack y luego a involucrarte en su carrera?
- Fui un fanático de Génesis desde su primer LP, cuando cantaba Peter Gabriel, luego de la etapa que cantaba Phil Collins y tras su separación, siguiendo la carrera de cada uno de ellos, me encantó Mike & The Mechanics y por supuesto de la voz de Paul Carrack. En el año 1994, le pedí a mi amigo Guy Pratt si quería  tocar en una banda que armamos para la presentación de un festival en Barcelona y que invitara a otros músicos amigos. Y se me apareció con medio Pink Floyd: Tim Renwich, Gary Wallis, Andy Caine. Y trajo también a Paul Carrack. Luego de ese show en la estación de Francia en Bcn, Paul me invitó a Londres a tocar unos shows con él y desde allí nos hicimos muy amigos. Ahora soy su músico en la banda acústica Paul & The Macarrack's, en alusión a Mike & The Mechanics y a un juego de palabras: Macarra en España quiere decir “cafiolo” y combina sonoramente con Carrack. Además, soy su representante desde 1997 para América Latina y España. Para mí es un honor haber tocado con él tantos años, haber hecho sus letras en castellano y algunas en catalán y especialmente haber producido su nuevo CD acústico con Paul & The Macarrack's en Barcelona, el que espero terminemos en Argentina este año.

 - ¿Qué te vincula con Carrack?
- Hay muchas cosas que no sé si son casualidades o causalidades. Somos los dos Tauros del 51 y Gatos en el horóscopo Chino, músicos multi instrumentistas, compositores, autores, cantantes y músicos desde temprana edad. Él ama por sobre todo la música, su familia y sus amigos. Y yo también. Creo que solo hay tres cosas que nos diferencian: él es petisito y yo alto, él es inglés y yo rosarino, él es famoso y yo no.


- Este año tenés planificado traerlo al país
 - Sí, este año estoy organizando la venida de Paul Carrack, a mediados de año, para hacer una presentación solista en Buenos Aires, que está planificada como una visita promocional para traerlo con su banda el verano que viene. Hay que tener en cuenta que Carrack está considerado una de las mejores voces del mundo y respetado por su enorme discografía. Además traeré al grupo Smoking Stones, una banda increíble de tributo a los Stones de la que soy manager para toda América Latina.

- Has conocido y tocado, con mayor o menor frecuencia y en algunos casos zapado de forma casual, con próceres del rock argentino como Javier Martínez,  Charly García, Gustavo Bazterrica, Andrés Calamaro   y hasta Luca Prodan. ¿Qué te une musicalmente a estas figuras en relación a lo que más te interesa del rock argentino y a cómo vivís la música en sí?
- Con el que toqué realmente mucho durante años en Francia, donde grabamos 11 temas de los cuales "La Balsa" y "Va Silvestre Bajo El Sol" fueron parte del CD Buen Día Día. Fuimos muy buenos amigos fue con Miguelito Abuelo y a través de él conocí a Javier Martínez,  con quien tocamos una vez en un boliche de Barcelona junto con Miguel y Carlos Johannas. Con Calamaro, Bazterrica y Luca solo tuve la suerte de zapar en la casa de Andrés o en la de Miguel en la calle Serrano. Y con con Charly en mi casa de Sitges, una vez que fue con Fabian Von Quintiero a España para hacerle un reportaje a Elton John. Lo que me une a toda esta gente es el hecho de ser compositores de nuestra propia vida y música. Y repito que gracias a Miguelito Abuelo, porque yo viví 40 años en Europa, allá no se escuchaban estos grupos y sólo lo podías hacer cuando ellos iban de gira. Siento un gran respeto y orgullo por los músicos de Rock Argentino, más cuando un capo como David Byrne, tomando un café en las ramblas de Barcelona, me dijo textuales palabras: "El mejor rock & roll en castellano es el argentino, sin duda alguna". “No Doubt, my friend", me dijo literalmente y pienso exactamente lo mismo, lo que no es por nacionalismo barato, es la realidad. Si no mirá la lista de nominaciones a los Grammys o a los Oscar, amén de los ganados, por gente como Cachorro López o Gustavo Santaolalla, entre otros.


- ¿Y qué te ha estimulado de estas figuras en relación a objetivos de aprendizaje o búsquedas estéticas tuyas?
- Creo que todas me han aportado algo nuevo: un acorde, una manera de comportarse profesionalmente, una manera de afrontar la vida como músico y como ser humano. No sé, si tengo que elegir entre uno y otro, creo que dejaría de ser yo, porque los músicos vivimos de lo que aprendemos de los otros y sería injusto dejar en el tintero a muchos. Sólo puedo decir que de Miguel Abuelo aprendí a ponerle huevos a la vida y a verla como una poesía y de Paul Carrack a ser humilde, un buen profesional. De todos se aprende algo



- ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Miguel Abuelo y en qué sentís que te ha marcado como persona? 
- Miguel Abuelo fue para mí un hermano, en lo humano y en lo musical. Y la prueba es que Gato, su hijo, me llama “Tío Gus”. Quien haya estado a su lado en Europa, como Kubero Díaz, Cachorro López, Jorge Pinchevsky, Miguel Cantilo, Carlos Joannas, el colorado De Lafleur, Coqui Reca o en Argentina, como Andrés Calamaro, Charly García, Luis Alberto Spinetta, Bazterrica, Chocolate Fogo, Juan del Barrio, Dani Melingo o quien sea, creo cada uno y todos hemos sido tocados por la varita mágica de un ser único y excepcional, que nos dejó enseñanzas a raudales. ¡Y de las buenas! Aunque a veces se ponía como loco y podía terminar dándole una piña a quien le rompiera las guindas, pero hasta en eso no se equivocaba, porque por dentro uno pensaba: "Si no se la daba él, se la daba yo". ¡Te extraño Michael! 

 - Has trabajado en producciones musicales ligadas al cine y la televisión. ¿Qué has aprendido hasta ahora en relación a la música  y la imagen? 
- Sí, en España he hecho muchos trabajos ligados al cine y los vídeo clips. Compuse la música de tres films: "Junts" (1999) de la directora Mireia Ross, "Libro de Familia" (2005) de Ricard Figueras y junto con mi querido amigo Luis Ceravolo el film "Más allá de las Estrellas" (2003) del director Jesús Segura (en el que trabajó por primera vez la joven actriz catalana Michelle Jenner. Y aunque me fue muy bien y me ofrecieron varios trabajos más, no los acepté porque me aburría muchísimo trabajar solo. Además, la mayoría de los directores de cine no saben de música y te piden cosas imposibles en relación con lo que pagan y quieren la música de "Titanic" con un presupuesto de pocos pesos, cosas que no se puede hacer con sintetizadores sino con una gran orquesta. Pero lo que sí me encantó es trabajar en video clips con gente como el argentino Carlos Lascano, un capo con quien hemos hecho trabajos para  Paul Carrack que están en Internet. Y él ha hecho también para él cosas como "A short Love Story", un clip para uno de sus temas que saldrá este año. Pero en resumen, soy músico de banda y de tocar en vivo, el cine lo dejo para quien quiera hacerlo y para quien le sea grato hacerlo.
  
- Trabajaste con bailarines argentinos como los Saavedra en Europa, ¿qué recordás de aquella experiencia y qué te pasa como músico con las traducciones que los bailarines talentosos hacen de tus creaciones?
- ¡Qué experiencia, Dios mío! ¡Una de las mejores de mi vida! Trabajé durante muchos años en París, casi toda Francia y otros países de Europa con "Los Indianos": Juan Saavedra y su hermano Carlos, el padre de Coki y Pajarín, que en los 70 eran muy jóvenes. Y junto con unos músicos del copón como Chango Farías Gómez, Gustavo Beiltelman, Juan José Mosalini, el Gringo Anselmi y el guitarrista de Virus Daniel Sbarra. Yo tocaba el bajo y esta experiencia me aportó el amar aún más a nuestro folclore y aprender in situ como siente la gente "auténtica" nuestra música, la amistad, el compañerismo, la alegría de estar tocando y bailando todo el tiempo. Con ellos todo era fabuloso y me muero por verlos en Buenos Aires y abrazar a Coki y Pajarín para decirle lo mucho que los quiero y agradecerle todo lo que aprendí con ellos. Para mí fue una de las épocas más lindas y productivas de mi vida en todo sentido.

- ¿Y cómo fue la experiencia tocando tango en la agrupación Tiempo Argentino, con una figura casi mítica como Juan José Mosalini?
- Eso pasó así. Cuando llegaron a París Juan Jose Mosalini, Gustavo Beiltelman, Luis Ceravolo, Tomi Gubitsch y Enzo Gieco  con Astor Piazzolla para grabar un LP en vivo en el Olimpia, estos músicos se quedaron a vivir en París. Y me invitaron a tocar con ellos. Formamos Tiempo Argentino, donde cantaba mi hermano Piru Gabetta. Como yo no sabía leer música, Juan José  Mosalini comenzó a darme clases para poder tocar con ellos. Para mí fue muy importante aprender con un monstruo del bandoneón como él, cosa que hasta hoy le estoy muy agradecido por su paciencia y dedicación al igual que a Tomi, que me pasaba ejercicios de guitarra que hoy en día todavía los hago. Al año abandoné la formación porque se me hacía muy difícil compaginar el rock loco y descontrolado que hacíamos con Miguel Abuelo y la disciplina de los tangueros y de Los Indianos que también tocábamos en la misma época. Eran dos polos opuestos y yo elegí el del rock y el folclore, que más que un polo era el Ecuador. Pero repito, con Tiempo Argentino aprendí mucho de música y de lo que era tener un método de trabajo distinto. Y también fue muy importante tocar por primera vez con mi hermano, que canta como los dioses. Con Tiempo Argentino grabamos tres temas demo y ellos grabaron Tango Rojo, que se editó en Paris en 1978, en el sello Hexa.

 - ¿Estás con planes de vivir a tiempo completo en el país? ¿De alguna manera no estarías renunciando a posibilidades musicales más atractivas en lo estructural al estar instalado en Europa y al trabajar con músicos como Carrack?
- Espero quedarme en Argentina todo el tiempo que sea necesario pero en la vida de un músico eso nunca puede saberse. Trataré de que sea así porque amo mi país y  no creo que renuncie a nada ni a ninguna oportunidad musical, porque está en mis planes terminar de armar mi banda, terminar de producir el CD de Paul acústico, si es posible con Cachorro López. Y quiero hacer exposiciones de mis pinturas. Hoy en día se puede vivir en Rosario, para desde aquí hacer mil cosas por internet. Cuando tenga shows con Paul en Europa viajo. ¡Y chaupinela! Ahora lo que estoy haciendo es preparar los temas para un CD nuevo, componiendo y estudiando cada día, armando mi banda con músicos rosarinos O sea que estoy haciendo lo que he hecho toda mi vida pero nuevamente desde mi amada Rosario. 


- Decís haber compuesto más de 400 canciones, ¿qué destino han tenido en su mayoría y qué sentís con respecto a ese mismo camino que han tenido?
- Más de la mitad de esas canciones, si no me apuro, me las llevaré a la tumba. Otras estás grabadas en CDs de bandas que formamos en Argentina, Inglaterra, Francia, Suiza, Alemania y España, como "Los No", "El Calefón", "L@ R€D", " Las Vírgenes del Espacio", "G.G.Gabetta Bar". Y algunas han sido cantadas por solistas como Joan Tena o Carles "Litus" Bosch. El camino es largo y en este momento me ha traído a mi país, en donde estoy armando una nueva banda, que se llama "Nuevos y Usados", para seguir recorriéndolo. Espero poder sacar este año el primer CD, el que estamos ensayando en Rosario y usar parte de esas canciones, para no llevármelas al otro lado.

-  Y antes de todos tus trabajos en relación a la música, ¿cuáles identificás como tus primeros recuerdos musicales?
 - Recuerdo a mi madre escuchando a Glen Miller, Elvis Presley, Aznavour, Sony and Cher, Gardel,  los Chalchaleros, Mina o  Los 5 Latinos. Y todo lo que pasaban por la radio en los años 50/60. Y apareció una guitarra en casa, no sé de qué manera, a la que me aferré y comencé a tocar “Vidalita” con una sola cuerda. De allí en adelante comencé a aprender de oreja hasta que a los 15 años armé una banda que llamamos "Los No" en la que tocaba el bajo. Y desde entonces, me considero una persona afortunada de poder decir que soy músico cuando me preguntan qué hago o de qué trabajo. Porque sé que he hecho feliz a más de una persona con mis canciones y las de otros. Eso me llena de alegría y le da un sentido a mi vida.



Temas de Gustavo Gabetta



Tema How long (versión con letra en catalán de Gabetta)


Temas grabados con Miguel Abuelo


Temas grabados con grupo Tiempo Argentino.



La otra faceta





“Pinto profesionalmente desde el año 1997 y he hecho cinco exposiciones en Barcelona, tres en Cadaqués, una en Vigo, dos en Saint Gallen y dos en Zürich, dos en París, una en Tolouse, dos en Bangkok, una en Tokio, dos en  Munich y otras tres en ciudades de Inglaterra, pero la más importante fue una conjunta que hice en Barcelona con algunos de los mejores pintores del mundo, como Antoni Tapies o Mariscal”, cuenta Gustavo Gabetta, revelando otra de sus aficiones estéticas, que este año tendrá una oportunidad de ser vista en varias ciudades americanas: “Este año me harán una muestra en Rosario y me han ofrecido hacer algo en Punta del Este y Buenos Aires”. 








 

8 comentarios:

maría magdalena gabetta dijo...

Y que sigan los éxitos! la música y el arte! Avanti primo! Un besote. Magda

Eddie dijo...

Eres un gran musico,una gran persona y que Argentina te de muchos exitos..!!!!!!!!!!!!!

Ricardo dijo...

Hermosa trayectoria Gustavo!!!Tendrás mucho éxito en Argentina. No puede ser de otra manera.

Alfioro dijo...

Excelente lo suyo Don Gabetta! Espero tener la alegrìa y el honor de poder abrazarlo luego de tantos años, en este Equinoccio que se avecina!
Un fuerte abrazo y que sigan los èxitos..,..!

Beatriz Lercari dijo...

TE FELICITO GUSTAVO, TE DESEO MUCHO TRIUNFO, EN TODOS TUS PROYECTOS, DE ESO SE TRATA, ADELANTE

Adrián dijo...

Te felicito Gustavo, como profesional y como persona, eres increíble, la vida te dará mucho todavía, te lo mereces..

Anónimo dijo...

Te olvidaste de una terrible zapada con Papo de dos horas en Necochea, luego que el dejó Los Gatos.

Gigi dijo...

Me encantaría saber quien es el anónimo que se acuerda de esa Zapada con Pappo Napolitano...dale decílo y charlamos. abrazo Gustavo Gabetta