11.12.13

Manish Vyas


Música para 

la unión



El músico nacido en India presenta este viernes en Buenos Aires su disco reciente, "Shivoham",  mantras y canciones que buscan conectar lo sagrado con lo profano.





Diego Oscar Ramos


Nacido  y criado Gujarat, India, en una familia de músicos, el artista que se iniciara en el estudio del tabla a los 9 años por impulso materno y cuyo primer gran maestro fue el reconocido Ustad Allarakah estará presentando en Buenos Aires su disco más reciente, “Shivoham”, cuyo significado “Yo soy la dicha” es la puerta de entrada fundamental a su espíritu de   devoción, gratitud y meditación.  Su maestro en lo espiritual fue el mismísimo Osho, de cuya energía suele asegurar que permanecen absorbidas y reflejadas en su música. Lo que más le interesa a Manish Vyas es, precisamente trabajar con la música en la conexión natural, justa, delicada, entre lo más mundano y la espiritualidad, por lo que sabe trabajar en la mezcla de música clásica y música actual dentro de su tierra de origen. En lo musical específicamente, Vyas fue colaborador durante 15 años del músico de fusión Prem Joshua y trabajó como músico estable de la comuna de Osho en Pune, India. Con esta experiencia incorporada, cada concierto del músico busca generar espacios meditativos, donde se puedan experimentar la serenidad y la gracia.

- ¿Podría explicar el origen de esta colección de mantras y canciones que dieron lugar a “Shivoham”? Ha mencionado que las compuso a lo largo de giras tanto como en una “Mistery school” en India.
- Los mantras surgieron a través de los años. Muchos de ellos leyendo diversa literatura de origen espiritual, donde me encontré con los versos que inspiraron una composición. Algunos mantras son mas  populares y conocidos en India; pero otros, por ejemplo “In Search” ("En la Búsqueda") llegó a mí a través de mi maestro espiritual, Gurudev. Estos versos se remontan al año 1992 y recién ahora salen en mi música; otros como "Jai Rada Madhav" lo descubrí escuchando la música del cantante tan admirado por mi, Jadgit Singh. Mantengo un diario con anotaciones del que van surgiendo mantras, sutras y versos que deseo volcar en mi música. Pero a veces quedan a la espera por mucho tiempo del momento en que surge la inspiración, la composición, la melodía. En este sentido, la Escuela Espiritual al lado de mi Maestro ("Mystery School") fue una fuente mágica desde el punto de vista inspiracional, si bien, mi principal enfoque y funciones en esa escuela no era precisamente la música. En verdad, es una ironía. Mi maestro nunca me motivó hacia una carrera musical, ya que está relacionada con deseos, expectativas, búsqueda de éxito, lo que es opuesto al camino espiritual, es una interferencia. De todos modos, considero que esta escuela fue la mayor fuente de riqueza en mi música. Asumo que es por el estado mental y espiritual que surge de vivir al lado de un ser iluminado. Así mismo, muchos de los temas del nuevo CD surgieron irónicamente en un periodo de silencio de 21 días que realicé hace 2 años, en el cual estaba prohibido hablar, escribir o escuchar música. Igual la música se manifestó increíblemente en este silencio.

- ¿Qué sentido siente que tienen los mantras, escuchados y cantados, dentro y fuera de las tradiciones religiosas o místicas de donde surgieron?
- La cuestión es el amor y la devoción con la que se recita o se escucha un mantra. No están en absoluto restringidos a una cierta tradición o religión o cultura, sino al sentimiento y a la creencia o fe con la cual la persona se relaciona con ese mantra. Es más, un mantra tendrá mucho más efecto en una persona que lo escucha con amor y una firme intención de crecimiento espiritual, que en una persona que lo escucha solo como ritual religioso. Por eso, como repitió Osho incasablemente, la verdadera religión no tiene fronteras, está dentro de cada uno de nosotros. Eso esta probado para mí. La musica espiritual trae mucha unidad. Yo he compartido mi trabajo con músicos hindúes, cristianos, judíos, budistas o musulmanes y siempre trajo unión y sentimiento de oración interior. Cuando suena la musica y se eleva en una conexión más sutil, nos olvidamos los orígenes culturales y sociales. Es mágico.

- ¿Siente que a través de músicas como las que hace, llenas de devoción, le llega  al oyente alguna forma de gracia mística que pueda despertarle cambios de conciencia? Si es así, me gustaría que cuente el sentido que tiene para usted que esto acontezca.
- La intención es compartir ese espacio, y lo que yo pueda compartir y crear con la música, no depende de mí. Si crea una gracia mística, es la gracias de Dios. En mi caso personal, a través de todos los retiros espirituales y de meditación en los que participé, los que son alrededor de 20, incluidos cinco retiros de 40 días totalmente aislado y 20 días de silencio, la música jugó en mi una parte fundamental en crear el espacio de apertura de conciencia. Sin la música no hubiera sido lo mismo.

- ¿Qué siente que le ha dado la música a su vida?
- ¡Todo!

- ¿Y qué siente que usted le ha dado a la música?
- La música es un océano y creo que no llego a ser ni una gota. ¿Qué puede dar la llama de una vela al sol?



Se presenta el Viernes 13 de diciembre a las 20 hs en Auditorio Casa Sod. Para reservar entradas se puede ingresar a www.tuentrada.com o bien contactarse via e-mail a concierto@naturalwayrecords.com.

No hay comentarios: