20.6.15

NUTRICIÓN CUÁNTICA


REVISTA FOODIE - 2015

Artículo e imágenes: Diego Oscar Ramos






ENERGÍA FOTÓNICA

Entre las nuevas miradas sobre la alimentación ligada a la salud, la nutricionista argentina Paula D. Sabourin explica la manera en que debemos tener en cuenta la relación entre cuerpo, mente y espíritu a la hora de comer. 


La manera en que se presenta la nutricionista argentina Paula D. Sabourin, uniendo sus saberes más científicos con sus conocimientos más espiritualistas, aunque luego estas dos categorías bien podrían entremezclarse o diluir más bien sus límites, habla de una búsqueda personal de integración de formas de ver el mundo. Y específicamente de trabajar sobre la alimentación desde un enfoque que podemos mencionar como holístico, que abarca desde la elección de los nutrientes a la manera en que nos disponemos anímicamente a alimentarnos, unificando todo a partir de conceptos como la energía vital. Por eso, cuando aclara que se formó como licenciada en Nutrición en la Universidad de Buenos Aires, que trabajó en hospitales o clínicas desde esa disciplina, pero que su búsqueda fue incorporando estudios de flores de Bach, Astrología y Sanación Energética, Sabourin intenta saltar por sobre preconceptos académicos. Y desde esa postura, hablará de la Nutrición Cuántica, un área de trabajo que enseña en talleres y por la cual trabaja para mejorar la alimentación y vida de sus pacientes. 

- ¿De qué  hablamos cuando mencionamos a la nutrición cuántica?
- Le llamo “Nutrición Cuántica” a la rama de la nutrición que aborda su estudio desde una mirada energética. No la energía que llamamos kilocalorías (Kcal), que es la que se obtiene a partir del metabolismo de los principales nutrientes, como hidratos de carbono, proteínas y grasa, sino a la energía fotónica y luminosa que aportan los alimentos frescos, orgánicos , que tomaron del sol esta maravillosa energía. Los de origen vegetal son los que mayor tienen una condensación de la energía del sol, así como una energía más sutil de las estrellas y de otras fuentes del Universo. Numerosos avances en la física cuántica dan detallada explicación sobre la energía y su transformación en energías más sutiles. Esto es lo que ocurre dentro de nuestro cuerpo gracias a centenares de enzimas que colaboran en esta empresa. Desde el punto de vista de la asimilación sutil, lo que importa no es la cantidad de alimento sólido o líquido que ingerimos, sino si el alimento es asimilado enteramente y de manera apropiada. En medicina se llama biodisponibilidad. Cuanto más natural y fresco es un alimento en mejor estado se encontrarán las sustancias que necesitamos incorporar a nuestras células.

- ¿Qué recepción tiene este cuerpo de ideas en el ámbito tradicional de la nutrición?
- Hoy en día, cada vez más son los médicos que se van animando a ver al hombre desde otras miradas, sobre todo desde el punto de vista energético. Algo tan abstracto e intangible como lo era la energía, hoy es posible medir y ver. La Medicina que necesita para todo evidencia científica, ya acepta distintas disciplinas como el Reiki, la terapia floral, que en otras décadas ni por asomo podrían haber convivido con un pensamiento académico. Actualmente el hospital Tornú de Bs As,  trabaja con un equipo de reikistas en el área de medicina del dolor. Esto es maravilloso. La Nutrición irá cambiando en la medida que las personas busquen y esperen trabajar desde un lugar más integral sobre su enfermedad o problema. Y a la facultad no le quedará otra que sumar estas disciplinas que la complementen. La idea es sumar e integrar, por ello yo hablo de Nutrición Integrativa.

- ¿Cómo se nutren las personas y que lugar le dan al alimentarse equilibradamente?
- Cada vez más las personas se están planteando sobre cómo mejorar su alimentación. Están adhiriendo a un mayor consumo de alimentos naturales vs industrializados. Hay cada vez más consciencia sobre la importancia de que nuestro combustible sea mejorado y cómo el mismo afecta a nuestro cuerpo y a nuestras emociones y viceversa. Esto me hace muy feliz y el colaborar de que así sea me llena de alegría. Mi intención es que esto se viralice y llegue cada vez más y a más personas. Es sembrar consciencia. Quiero aclarar que el mejorar la alimentación va de la mano de una mayor consciencia. Y es tarea del Gobierno y sus programas sociales y educativos el de aportar e incorporar estos conocimientos a las escuelas para que sean los niños los que lleven a cada hogar esta nueva información.

- ¿Como relaciona estados de conciencia y alimentación?
- Los estados de conciencia siempre se relacionan con la alimentación. Dijo Anthony de Melo que seremos esclavos de lo que no somos conscientes. El saber y conocer más sobre nosotros y nuestro cuerpo y su funcionamiento nos da valiosísimas herramientas para transformar lo que estamos haciendo mal y elegir lo que sí nos hace bien. Existen 7 niveles o escalones en donde se puede relacionar la conciencia y las costumbres y hábitos alimentarios. Hoy día la humanidad mayormente ubicada en el nivel 3 (un 65% de la población mundial) en donde lo material tiene primacía de importancia sobre lo espiritual y el consumo es por moda y por estatus, estaría dando un salto hacia el cuarto nivel en donde se comienza a comprender el respeto por la naturaleza y los animales, en donde hay más auto-reflexión.  Eckhart Tolle dice que si queremos cambiar al mundo, primero debemos cambiar la manera de verlo. Yo agregaría que el alimentarnos con conciencia nos ayudaría a transformarnos y transformar al mundo. Sembrando respeto, amor y cuidado por nosotros y por el resto de los seres vivos. De esto trata la Nutrición energética: valorar la energía en todas sus manifestaciones y tomar lo que mejor nos haga a nosotros y al mundo que nos rodea…

- ¿Puede darnos pautas básicas para una alimentación equilibrada?
- Siempre el máximo aliado y el peor enemigo de una alimentación adecuada, será uno mismo, que de acuerdo a su nivel evolutivo de consciencia, elegirá y actuará en consecuencia. Será importante que los alimentos que consumamos sean de origen vegetal, preferentemente agroecológico y  el 60% de los mismos que sean consumidos crudos en forma de brotes, semillas activadas, germinados y ensaladas. El consumo de jugos de frutas naturales y hortalizas aportará una buena dosis de nutrientes y clorofila energizando todo nuestros sistemas. Elegir frutas y verduras de estación y locales, será más económico y nos aseguraremos de que sean más frescos y el aporte vitamínico y mineral sea el que requiera nuestro cuerpo en esa estación. También el consumo de cereales y legumbres es importante al igual que le incorporación de algas en las preparaciones. Si consume huevos que sean orgánicos o de yema roja. Masticar bien cada bocado será el mejor aporte de minerales y vitaminas. Suelo sugerir a mis pacientes el semi-ayuno de un día cada semana, ingiriendo sólo frutas, sus jugos y té de hierbas. Aclaro que esto debe ser controlado por un profesional y no arriesgarse solo a implementar hábitos nuevos. También es importante al menos tomar 10 minutos de sol antes de las 10hs. y luego de las 16hs y realizar algún ejercicio físico, para ayudar a incorporar vitamina D y fijar mejor el calcio. Una clave de la salud es comer poca cantidad y variado. Cenar temprano, al menos un par de horas antes de dormir, mejora la digestión. Tratar de estar de buen ánimo mientras se ingiere alimentos, ayudará a que la metabolización de los mismos sea la adecuada para incorporar todos los nutrientes.

- ¿Qué alimentos aconseja evitar?
- En cuanto a los alimentos que deberíamos evitar serían los refinados por la pérdida de minerales y vitaminas importantes, el azúcar refinado, las carnes por la alta cantidad de hormonas y mal nutrición y mal trato a los que son sometidos los animales. Sugiero evitar los lácteos, los mismos aumentan las alergias produciendo más moco, impidiendo la correcta absorción de otros nutrientes y generando muchas veces distención abdominal y gases. En el caso de que la persona no quiera abandonar la lecha vacuna le sugiero reemplazarla por leche de cabra: tienen menos hormonas, menos lactosa que la leche de vaca y ácidos grasos de cadena corta que son más fáciles de ser absorbidos. Desde el punto de vista del calcio existen alimentos de origen vegetal con muy buen aporte de calcio biodisponible. Otro alimento que no debería incorporarse es la sal refinada. En su reemplazo sería adecuada la sal marina o la del Himalaya, rica en minerales. Como bebida el consumo de agua mineral o filtrada es el ideal. No gaseosas ni bebidas endulzadas y carbonatadas. Por supuesto que cada persona es única y las necesidades de una y otra varían. Por ello es importante el armado de un plan alimentario sea personalizado teniendo en cuenta los gustos y los hábitos de la persona además de sus necesidades nutricionales. Siempre deberá ser supervisado por un profesional de la nutrición.

- Me gustaría que hablara sobre la importancia de nuestro estado energético al alimentarnos.
- Esto es sumamente importante. Ya lo habla la epigenética cuando le da suma importancia al medioambiente (85%) para que despierte o no un gen en el núcleo de la célula en el RNA, que podría producir o no cáncer por ejemplo. Cuando digo medio ambiente me refiero no sólo a la polución ambiental, al electromagnetismo, a las radiaciones UV, sino también a nuestros pensamientos y estados anímicos. El pensamiento es energía y como tal afectaría nuestro laboratorio interior. La PNEI o Psiconeuroendocrinoinmunología, una rama de la medicina desde hace 20 años está estudiando la relación de las emociones, las hormonas, el sistema inmunológico y neurológico. Somos un conjunto de sistemas que deberían funcionar armónicamente. Si estamos enojados, angustiados o deprimidos y estresados por más que comamos alimentos de alta vitalidad nuestro proceso de digestión no será bueno y por lo tanto no podremos aprovechar al máximo las bondades de lo que ingerimos. Suelo darles a mis pacientes técnicas de relajación y respiración para que aprendan a estar positivamente receptivos a la hora de comer. Ser conscientes cuando comen: saborear, degustar y paladear cada bocado a la vez de una correcta masticación, colaborarían a estar más receptivo a recibir los nutrientes que portan los alimentos. Siempre digo: comer con todos los sentidos y no dejar de agradecer el alimento que incorporamos mejoraría nuestro estado vibratorio/energético.


Más información
Lic. Paula D.Sabourin  


No hay comentarios: